Os ofrecemos unas páginas para la reflexión orante. En 3 partes. Es un intento de enfocar la mirada en torno a los tres elementos del eje de justicia (C), paz (B) e integridad de la creación (A).  En cada apartado desde la experiencia de fe, los datos de realidad de 2022, algunas cuestiones para reflexionar y una breve oración.  

 

0.     PROPUESTA DE LECTURA ORANTE

Os sugerimos leer el documento sin prisas, «no el mucho saber harta y satisface al alma, sino el sentir y el gustar de las cosas internamente» (Libro de Ejercicios San Ignacio, 2).

Quizás podemos hacer una lectura pausada de cada uno de los apartados por separado, para no empacharnos, e irlos contrastando juntamente con los ‘datos’ de nuestra realidad vital, Evangelio, etc. Anotar aquellos ecos que nos van resonando por una u otra razón. Dejar que resuenen esos ecos y al finalizar, retomar lo más significativo para hacerlo materia de oración.

Sea como sea la forma que elijáis para su profundización, esperamos que este material nos sea de ayuda para que nuestra Familia Vedruna en Europa y otras que os sentís en conexión con nosotras/os, vayamos avanzando para un…

¡Feliz 2023 colaborando a transformar el mundo en el espíritu del Evangelio,       a través de nuestras vidas JPIC!

NOTA IMPORTANTE: Si aún no los habéis leído, os recomendamos los tres artículos del Encuentro de Formación Galilea 2022 sobre Espiritualidad y Ecologismo, publicados en diciembre 2022 en la web de la Provincia: encontrarse-con-dios/reverenciar-la-vida/ y cultivar-el-asombro-como-punto-de-partida-para-una-conversion-ecologica-2/  .

 

A. EL MÁS HUMANO, DESDE ABAJO, EN SU CREACIÓN

(integridad de la creación)

EXPERIENCIA CREYENTE

Para percibir que Dios entra en nuestra vida no necesitamos cambiar nuestras circunstancias personales, ni sociales ni mundiales. Sólo necesitamos cambiar la profundidad de nuestra mirada y cuidar desde dónde y hacia dónde nos enfocamos. Porque Dios siempre entra en nuestra vida, siempre está y podemos ver cómo trabaja (Jn 5,17), desde abajo.

El más grande se hace tan y tan pequeño y vulnerable, tan necesitado de ayuda, de que lo cojan en brazos, que lo amamanten, que le enseñen todo, en un pueblo sencillo y oprimido… Las sombras no le son obstáculo. Dios quiso revelarse en ese tipo de humildad y oscuridad, no a pesar de ella. Es la “inversión” divina de la que hablan los biblistas. “Sólo pensar en quien eres Tu y quien soy yo, hay mucho a meditar” (Sta. Joaquina de Vedruna). Como hace tiempo dijo L. Boff citando al poeta Pessoa: ese que se hace tan y tan humano, tan pequeño, sólo puede ser Dios. De las empobrecidas recibimos la Buena Noticia, aún hoy.

Desde abajo, comenzamos a sentir que, cuando levantamos la mirada, la esperanza es posible. Podemos ver la luz de las estrellas que siguen iluminándonos, aunque la intensidad de la iluminación de nuestras ciudades no las haga visibles. Cuando descendemos a la más radical humanidad, podemos recibir y ofrecer la ternura y la esperanza de cada una y, sentir que estamos interconectadas con unos vínculos inquebrantables. Estamos en riesgo juntas o en camino hacia un mundo sostenible juntas. Nuestra dignidad y nuestras posibilidades son una sola. Somos el destino del otro.[1]

ALGUNOS DATOS DE REALIDAD

  • Este año hemos experimentado la fragilidad y la impotencia a todos niveles. Empezamos a sacar la cabeza afuera de la pandemia y nos vemos sumergidas en la crisis económica existente, más agudizada con las guerras, el cambio climático… El desempleo, los salarios precarios… hacen que muchas familias hayan de elegir entre comer o calentarse, tienen las despensas vacías y viven totalmente al día. Y las personas de grandes fortunas y las grandes corporaciones han obtenido y están obteniendo más beneficios que nunca.
  • Y también nuestro Planeta ha mermado su biodiversidad, así como sus recursos, en buena parte a causa de la acción humana. Aumenta la desertización y, el hambre mata cada día, hoy, a más de 22.000 personas. Y se estima que en 2023 serán 19 millones más (datos FAO). “Sin agua, sin comida, una vida sin esperanza. Sobre todo, mis hijos se mueren de hambre. Están al borde de la muerte. Si no obtienen algo de comida, me temo que morirán» (Sumaya, 32 años, madre de 4 hijos, en campo de desplazados internos, región somalí, Etiopía). Aumentan alarmantemente las personas y familias refugiadas. Por todo ello, 238 ONGs de 75 países firmaron en septiembre 2022 una Carta Abierta a los líderes políticos sobre la crisis mundial del hambre.  Aquí para consultar datos mundiales.

  • El 20 de noviembre, acabó la cumbre sobre el cambio climático COP 27 en Sharm el-Sheikh, dos días después de lo previsto. Los jóvenes, en su mayoría liderados por Greta Thunberg, siguen pidiéndonos respuestas significativas. Y también científicos y otras activistas, aunque “frecuentemente son acalladas o ridiculizadas, disfrazando de racionalidad lo que son intereses particulares” (Fratelli tutti,17). La cumbre acordó algunas medidas que los científicos consideran insuficientes, pero además resolvió crear un fondo para financiar «pérdidas y daños» a los países vulnerables duramente afectados por los desastres climáticos.
  • Igualmente, tras duros años de trabajo, los 196 países de la COP 15 sobre la biodiversidad, en Montreal del 7-19 de diciembre, firmaron un acuerdo histórico en medio de tensas negociaciones. Se comprometieron al “30 X 30”: proteger para 2030 al menos el 30 % del planeta -tierra y mar- y, en los sistemas de alta integridad, reducir a cero la pérdida de biodiversidad, respetando los derechos de pueblos indígenas y comunidades locales; también a la restauración del 30% de los sistemas degradados y a garantizar que las zonas agrícolas y de acuicultura, pesca y silvicultura se gestionen de forma sostenible. Actualmente, sólo son áreas protegidas el 17% de las zonas terrestres y el 8% de las marinas. Marco Lambertini, Director Internacional del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) que había afirmado que no se marcharía de la COP hasta conseguir un acuerdo fecundo, dijo al acabar: “Me enorgullece poder decirles a mis nietos que a través de este acuerdo podremos ofrecer un mejor futuro a las próximas generaciones.
  • … ¿Qué otros datos de realidad podemos añadir?

NOS PREGUNTAMOS

¿Somos capaces de hacernos conscientes de nuestra vulnerabilidad y de valorar y agradecer todo lo que recibimos de la Creación? ¿Hemos avanzado en la conciencia de sentirnos parte, unas más del Planeta, en medio de tantos seres y elementos de los que depende nuestra vida y la de las generaciones futuras? ¿Nos conmueve el abuso de los seres con quienes compartimos el Planeta? ¿Dónde y de qué manera sentimos que Dios vive y trabaja ahí, desde abajo? ¿Cómo vamos a cuidar la Casa común este año que ha comenzado? ¿Con qué corazón y con qué acciones en medio de nuestra sociedad? ¿Cómo contribuiremos a pedir a nuestros líderes políticos que cuiden a las más vulnerables y cumplan los acuerdos?

ORAMOS

Dios misericordia, gracias por amarnos tanto, a cada una de tus criaturas, y compartir del todo nuestra humanidad. Fija nuestros ojos en ti. Enséñanos, como tú, a mirar y a vivir desde abajo, desde la fragilidad y las periferias. Enséñanos a contemplarte donde estás y colaborar con Tu Ruah Santa para el Reino, en aquello que es posible desde nuestra situación vital.

B. LA VIDA EN EL CENTRO, EL PODER DE LA NOVIOLENCIA
(paz)

EXPERIENCIA CREYENTE

Cada vez que nace un niño es señal de que Dios todavía cree en el ser humano” (L. Boff). ¡Qué grande la fe de Dios en cada ser!: “Amas todos los seres y no aborreces nada de lo que has hecho […] Tienes compasión de todas porque todas, Señor, te pertenecen, y amas todo lo que tiene vida. Tu aliento incorruptible está en todas ellas.” (Sb 11, 24a.26;12,1). Para Dios, la vida es más fuerte que la muerte, que el dolor y el odio. Es la experiencia que nos entrega Jesús. Como dijo el P. John Dear[2]: “La palabra noviolencia es la que mejor caracteriza el camino de Jesús. Un camino que combina tanto el rechazo inequívoco de la violencia como el poder del amor y la verdad en la acción por la justicia y la integridad de la creación […] La noviolencia ilumina la proclamación del Reino de Dios: un nuevo orden no violento enraizado en el amor incondicional de Dios”. En medio de la experiencia humillante de su pueblo, sometido por las fuerzas de ocupación romanas, es la forma de relacionarse, de actuar, de vivir, de Jesús. No renuncia al legítimo derecho a defenderse de las agresiones, sino a matar o a menospreciar a otras. Aunque lo más visceral e irracional sea, a veces, la apelación al odio y a la defensa armada o, en lugar de separar a los oponentes, darle armas al débil o vengarse del ultraje, y alimentar así la espiral de violencia, mientras se ridiculiza como ingenuas a quienes defienden la noviolencia. Jesus confía en lo mejor del espíritu humano y lo alienta a que se adhiera al amor, reintegre al dolido y construya una sociedad digna de tal nombre. Que huya del desencanto y de la desesperanza Sin dejarse engañar por el «todo está mal» y «nadie puede arreglarlo” (FT 75).

Una mujer en los bombardeos en Sudán del Sur dijo: “Enemigo es alguien que ha herido nuestro corazón, pero cuyas heridas no conozco y quizás, si yo pudiera conocer mejor la historia de esa persona, sus heridas, y ella pudiera conocer las mías, no seríamos enemigas una de la otra”.  Las bienaventuranzas pueden ser nuestro manual para la construcción de la paz, que se abre con sigilo, con más poder que las discordias y el dolor: “Hay una “arquitectura” de la paz, entre las diversas instituciones sociales, pero hay también una “artesanía” de la paz que nos involucra a todos” (Francisco, FT n.231). Bebiendo del nuevo orden de Jesús, podemos vivir el poder sanador de la noviolencia también en la vida cotidiana y compartir el gozo, la felicidad de las pequeñas que, como Maria, se alegran al experimentar que Dios cree en cada ser, sea como sea, y se arremanga, se abaja, para sacarnos de la oscuridad. Para salvarnos. El amor sin medida y la verdad, son su manera de deshacer los planes de los orgullosos, de derribar a los reyes de sus tronos y de poner en alto a los humildes, de llenar de bienes a los hambrientos y de despedir a los ricos con las manos vacías (cf. Lc 1,51b-53). En el centro, desde adentro, está la vida en abundancia que desea y trae para todas (cf. Jn 10,10).

ALGUNOS DATOS DE REALIDAD

  • A 22 de diciembre de 2022 hay 61 conflictos activos en el mundo, aunque los del Golfo Pérsico y Túnez han estado inactivos este año. En 21 de ellos más de 1000 personas han sido asesinadas. Ver todos aquí
  • Durante la guerra de Iraq, tras la invasión de Iraq por USA, quienes defendían el no a la guerra, no fueron tildadas de estar a favor de Sadham Hussein. En la guerra en Ucrania, tras la invasión rusa, quienes defienden el no a la guerra, a menudo las mismas personas que actuaron contra la guerra de Iraq, son tildadas de estar a favor de Rusia o de la OTAN, o de ser ingenuas. ¿Qué nos hace cambiar de perspectiva?
  • Expertos militares y civiles, así como reporteros y reporteras de guerra, en base a su experiencia, nos dicen que hasta ahora, todas las guerras y conflictos, una vez iniciados, sólo se han acabado mediante el diálogo y con la cesión de algo de cada una de las partes. Que enviar más armas a Ucrania no prepara ni fomenta la paz y, que la información que nos ofrecen en Europa y en Rusia es fundamentalmente “propaganda de guerra” a favor de uno de los actores enfrentados. Quien informa de algo de la otra parte, aunque sea verídico, es detenido o silenciado/a, como es el caso del periodista español Pablo González, injustamente preso en Polonia, en aislamiento estricto hace más de 10 meses.

  • El presupuesto militar del estado español para 2023 es de 75,7 millones de euros diarios, equivalentes a 3 de cada 10 euros españoles. Ver aquí más información del Centro Delàs de Justicia y Paz.
  • El coste de las guerras es muy alto. Los conflictos aumentan la pobreza y la desigualdad de los países en guerra y, por la globalización, empobrecen a otros países, bien por la falta de suministros o por derivar para gastos militares lo que se destinaba a gastos civiles y ayudas al desarrollo. Por ejemplo, las armas que Ucrania está recibiendo son créditos que después habrán de retornar. Los lobbies vendedores de armas nunca pierden.
  • En enero de 2021 entró en vigor el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares TPAN, acuerdo internacional jurídicamente vinculante para prohibirlas, caminando hacia su eliminación total. A diciembre de 2022 hay 91 países signatarios y 68 estados partes, incluida la Santa Sede (verlos aquí). Los países con armas nucleares y los miembros de la OTAN lo boicotearon durante años y no lo han firmado. Hay una campaña para su firma. Ninguno de los 4 países de la Provincia Vedruna de Europa lo ha firmado

  • Las mujeres y, los niños y niñas, son las más afectadas en los conflictos: pérdida de seres queridos, falta de comida y saneamiento, acoso y violencia sexual, traumas, tráfico, desplazamientos, búsqueda de refugio… A vista de las consecuencias, también hay ahora muchos jóvenes rusos y ucranianos, aunque sean un % bajo, que se niegan a morir y a matar. Y muchas mujeres anónimas no ceden a la dinámica de los bandos. El reportero Ryszard Kapuscinski dijo: “He visto a las mujeres partidarias de la vida en Yemen, Siria, Líbano, Egipto, Iraq, allí donde la gente pierde la paz, aunque sobrevivan, donde las madres entierran a sus hijos, las personas desaparecen sin dejar rastro y la memoria se erige com única salvación. Siendo corresponsal en Angola, una de ellas tenía 80 años, hacía pan y salía con su cesta llena a repartirlo entre la gente, lloviera o bombardearan. Llevaba haciéndolo más de 60 años y no quería marcharse. No estaba ni con nosotros ni con ellos. Era partidaria de la vida. La vida y el pan. Y eso es suficiente, más que suficiente. Ellas representan a la gente partidaria de la vida”.
  • … ¿Qué otros datos de realidad podemos añadir?

 

NOS PREGUNTAMOS

¿Qué gozos y alegrías colman nuestra vida? ¿Qué circunstancias la ensombrecen? ¿Qué nos quita la paz y qué nos trae la paz? ¿Hay hábitos que nos impiden o nos ayudan a escuchar sin ponernos a la defensiva y hablar sin juzgar? ¿Cómo nos hemos sentido cuando hemos ofrecido y recibido amabilidad de una persona que nos considera “la otra”? ¿Qué sentimientos nos surgen cuando oímos la palabra noviolencia? ¿Cómo nos informamos? ¿Cómo podemos cambiar las cosas? ¿Cómo nos está llamando la Ruah a ser constructoras de paz? ¿Qué oportunidad tenemos para ser pacificadoras en nuestra familia, comunidad, barrio y hacer de la paz la cultura habitual en nuestra vida? ¿Dónde creemos que la dignidad humana necesita hacerse más visible en nuestra comunidad y entorno? ¿Podemos reverenciar la presencia de Dios en las criaturas, amando a cada una sin aborrecer a ninguna?  ¿Quién puede ser la “enemiga” que necesita nuestro amor?

 

ORAMOS

Dios Todomisericordia, amigo de la Vida abundante para todas, haznos instrumentos de tu paz. Perdónanos las veces que hemos causado malentendidos en nuestras comunidades, familias o en nuestro entorno. Que tu verdad nos haga libres donde haya mentira y engaños. Te pedimos la gracia de no hablar mal, no criticar, no ser sembradoras de discordia, ser rápidas para perdonar y lentas para condenar. Envía tu Espíritu de noviolencia para que siempre respondamos con amor y no tomemos represalias de ningún tipo. Líbranos de todas las justificaciones de la violencia y de la guerra, de la ambición, la violencia verbal y los pensamientos de venganza. Desarma nuestro corazón para encarnar tu noviolencia, tu compasión sin límites y perdonar si alguien nos hizo daño alguna vez. Convierte nuestros puños violentos en manos pacíficas que se tienden a las necesitadas, llenas de compasión y de servicio humilde. Y danos, en todo esto, un sentido de urgencia para activar el bien, la paz, la compasión.

C. NUESTRA ALMA COLECTIVA, PLANETARIA, SIN FRONTERAS
(justicia)

EXPERIENCIA CREYENTE

Como dice el canto de Taizé “Dios no puede más que darnos su amor…“, bien vivo en las criaturas del Planeta y del que nada nos puede apartar  (Rm 8,39). “Dios está con nosotros y nosotros estamos con Él, todos hijos y hermanos gracias a aquel Niño Hijo de Dios y de la Virgen María. Y sentimos que en esto está la felicidad.” (Francisco, Hermoso signo del Pesebre, 2019). Le descubrimos en nosotros/as (el Emmanuel) y vemos Su imagen en las otras, aunque nos trasciende, tiene todos los nombres y todos los rostros…. La comunión de Dios Padre, Hijo y Espíritu, esa relación tan entrañable y entrelazada que les hace Uno, penetra toda la Casa común que nos ha confiado, cada ser.

No la podemos comprender, sólo atisbar, pero nos ha marcado. Y nos llama a disfrutar de Su felicidad. Con su opción clara por las empobrecidas: “Él no juzgará por la sola apariencia ni pronunciará su sentencia fundándose en rumores. Juzgará con justicia a los débiles y defenderá los derechos de los pobres del país” (Is 11,2-4). Supera fronteras, divisiones… es amor sin exclusión ni preferencia” (cf. RM 89). De Su comunión con todos y todo respiramos esa alma colectiva, comunitaria, planetaria, sin fronteras; ese aliento vital y modo de estar juntas. Diversas, pero juntas y juntos con el anhelo de la fraternidad, de la sororidad, impreso en nuestra alma. Y conocemos esa intuición de alguna manera como una de las vivencias básicas de la fe del pueblo de Israel: la salvación colectiva, como pueblo, no individual. Aunque seguramente hemos experimentado y nos cuestiona que ser creyentes no nos asegura ser fieles, aunque podamos sentirnos cerca de Dios y creernos con más dignidad que los demás (cf. FT 74). La realidad y la experiencia nos dicen que no podemos desentendernos de los demás ni del Planeta. Nos va la vida. Sólo podemos vivir si garantizamos la vida de todas y la convivencia: Si avivamos nuestra interdependencia y conciencia de interrelación.

En la experiencia cristiana, Dios asume solidariamente todo nuestro sufrimiento e injusticia. Nos hace capaces de estar en relación con otras personas a su modo e incluso, de persistir en el amor en condiciones difíciles o cuando no somos correspondidas. Lo experimentamos: la vida es encuentro y el encuentro con las otras, la ternura compartida, es alegría. Algunas personas dicen no ser creyentes, pero están abiertas a la vida y son testigas de una entrega sin reservas para construir ese otro mundo posible, plural, sin fronteras, donde cada una y cada pueblo sea respetado en su dignidad. A pesar de los sepulcros que experimentamos en la realidad social, política y en las diferentes iglesias, también vivimos de ese misterio de la locura y del exceso de misericordia de Dios que nos acoge y nos invita a vivir su experiencia de amor con las otras, a respetar la vida sagrada de cada ser viviente, haciéndonos indignar sin perder la misericordia cuando se menosprecia o se abusa con poder contra cada una de sus pequeñas. El amor no considera si la hermana herida es de aquí o de allá… rompe las cadenas que nos separan, tiende puentes. Nos permite construir una gran familia donde todos podamos sentirnos en casa (cf. FT 62). 

ALGUNOS DATOS DE REALIDAD

  • Los últimos datos disponibles dicen que en 2020 aumentó el desplazamiento mundial pese a las restricciones por la COVID19. 281 millones de personas migrantes cruzaron las fronteras, el 3’6% de la población mundial. Sin embargo, la mayoría de personas en movimiento, se desplazan a otras zonas de su país, con menos conflicto, menos precariedad o donde pueden garantizar su vida. Nacer en uno u otro lugar, lo condiciona todo. Clicar aquí para ver el informe interactivo de la OIM-ONU-Migración 2022.
  • Migrar es un derecho humano. Aunque en las redes y medios haya mucha violencia verbal contra ese derecho, se van abriendo camino muchas iniciativas para garantizarlo. Entre ellas, en el Estado español, la ILP –Iniciativa Legislativa Popular- por la Regularización Extraordinaria de las personas migrantes que llegaron al territorio español antes de noviembre de 2021. En diciembre de 2022 se cerró la campaña Esenciales con la entrega de 611.821 firmas, sobrepasando el mínimo establecido de medio millón. Gracias a ello se va a debatir en el Congreso de Diputados este año 2023. Ha sido una campaña transversal en la que más de 800 entidades nos hemos unido para la incidencia ante nuestra sociedad y nuestros responsables políticos. El Gobierno español introdujo en 2022, el derecho a residir y trabajar en el sector agrícola a los jóvenes ex tutelados (18-21 años), que de otro modo habrían quedado atrapados en la irregularidad y el desamparo. Y durante el estado de alarma prorrogó automáticamente los permisos de trabajo vencidos en el sector agrícola. Aun así, se estima que, en España, hay unas 500.000 personas sin regularizar. Anteriormente, se llevaron a cabo regularizaciones por gobiernos de distinto color político en 1986, 1991, 1992, 1996, 2000, 2001 y 2005. Otros países de la UE han realizado regularizaciones, “las más recientes, Italia y Portugal, una respuesta que ha sido apoyada por el Relator Especial de la ONU para los derechos humanos de los migrantes. En Italia, en junio de 2020 se admitieron 209.000 expedientes solicitantes, en 2021 se previeron 69.700, pero la burocracia está enlenteciendo estas regularizaciones. También, un decreto italiano en 2022 aprobó una cuota de entrada de 82.705 personas, cuando las entidades civiles reclamaban 100.000.
  • Hay una creciente militarización de las fronteras por nuestros ejércitos. Los estados miembros de la UE envían fuerzas militares y equipos “inteligentes” para impedir la migración. Por ejemplo, en la frontera libia. Estas operaciones incluyen los equipos militares como helicópteros, patrulleros, el sistema de vigilancia de la UE Eurosur para conectar datos de vigilancia de los estados miembros. La UE tenemos más de 1000 km de muros y vallas en nuestras fronteras, equipados con tecnologías de vigilancia, control y detección, y un uso creciente de drones y otros sistemas autónomos. Y también financia proyectos de Investigación y Tecnología (I+T) para desarrollar nuevas tecnologías de supervisión y gestión de la migración. Todo ello es un gran negocio para las empresas militares (más información aquí).

  • Además, la UE externaliza a otros países el control de la migración como señala ya el informe del Transnational Institute (TNI) de 2021, utilizando el chantaje con incentivos y la coerción con amenazas para lograr que candidatos a entrar en la UE y otros países de tránsito contengan a las personas migrantes o refugiadas en situación irregular, dentro de sus fronteras, a cualquier costo. Algunas de las consecuencias son la incomunicación en centros, las ejecuciones extrajudiciales, la tortura, las violaciones, los sobornos y el destierro al desierto. Ver resumen del informe 2021 de TNI en El Salto Diario, aquí y un artículo de El Faro de Ceuta, diciembre 2022, aquí .
  • También el refugio es un derecho humano especialmente protegido en el derecho internacional. Crece alarmantemente el número de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo a causa de la persecución, violencia, violaciones a los DDHH y fenómenos climáticos. Los últimos datos de finales de 2021 de ACNUR (ONU-Refugiados) dice que eran 89,3 millones de personas, pero en mayo de 2022 ACNUR publicó la noticia de que el número de personas refugiadas superaban los 100 millones. Representan más del 1% de la población mundial y sólo 13 países tienen una población superior a este número.

  • La Asociación Elín de Ceuta, un oasis en la frontera, estrechamente ligada a la Familia Vedruna presente allí desde 1999, para fomentar la interculturalidad, acogida, sensibilización y denuncia en la frontera de Ceuta, nos han ofrecido su memoria experiencial de los últimos 10 años con el testimonio de más de 40 personas migrantes y voluntarias. Ver aquí
  • Una de cada tres mujeres o niñas sufre violencia física o sexual en el mundo según datos de la OMS. Sólo en 2022, según los informes gubernamentales, en España fueron asesinadas 49 mujeres por sus parejas y en Italia, hasta el 25 de noviembre, eran ya 104 asesinadas. Marruecos reconoció que el 63% de las mujeres entre 18-65 años sufrían violencia de género y, en 2018, entró en vigor la Ley contra la violencia hacia las mujeres, aunque ésta no incluye la violencia dentro del matrimonio. El informe de ONU 2019 dice que casi una albanesa de cada dos ha sido víctima de violencia machista al menos una vez en su vida. Ver más en ONU-Mujeres .
  • Aumenta de año en año la cifra de personas Defensoras de derechos humanos asesinadas o detenidas por periodos de más de 10 años para impedir sus actividades y especialmente entre las mujeres líderesas en sus territorios y comunidades, defensoras de los derechos o periodistas. Mary Lawlor, Relatora Especial sobre la situación de los Defensores de los Derechos Humanos, enfocó en 2022 sus informes para la ONU sobre los defensores de personas refugiadas y migrantes y sobre quienes luchan contra la corrupción en sus países, que podéis ver aquí . A falta del informe anual 2022, como ejemplo, sólo un de las organizaciones, Front Line Defenders, hace seguimiento en la actualidad, de 862 casos activos de personas defensoras en riesgo y, según el último informe de Global Witness 2021, fueron asesinadas una media de 3 personas defensoras de la tierra y del medio ambiente cada semana.
  • … ¿Qué otros datos de realidad podemos añadir?

NOS PREGUNTAMOS

¿Podemos poner rostro a estas y otras cifras de personas injusticiadas? ¿Qué significan hoy para nosotras expresiones como democracia, libertad, justicia, unidad? (FT14) ¿Qué aportamos a la fraternidad que el Padre común nos propone?  (FT46). ¿Nos inclinamos a tocar y curar las heridas de los otros/as y a cargarnos al hombro unas a otras? (FT 70).

¿Cuándo hemos necesitado y recibido amor y solidaridad? ¿Alguna vez nos hemos sentido discriminadas o excluidas? ¿Recordamos alguna experiencia significativa de acompañar a alguna persona originaria de otro país? ¿Qué nos ha aportado a nuestra vida la participación (con la firma, etc.) en la Campaña ILP Regularización? ¿Cómo miramos y acogemos a las personas venidas de otros países? ¿Somos conscientes de las expresiones discriminatorias o contra los derechos humanos que a menudo aparecen en los medios de comunicación…  tales como invasión, amenaza híbrida… refiriéndose a las personas migrantes? ¿Qué le diríamos a alguien que está contra la regularización extraordinaria de las personas migrantes o a favor del cierre de fronteras?

ORAMOS

Envíanos Tu Ruah Santa, que nos enseñe a mirar con Tus ojos de Abbá y de Siervo para reconocer, en cada ser, una hermana/o nuestro compartiendo la Casa común. Que Ella nos enseñe Tu Misericordia, que nos haga, contigo, co-creadoras de fraternidad/sororidad, para que desterremos todo abuso y menosprecio, toda exclusión e injusticia en nuestra vida y relaciones. Para que no callemos cuando la vida y dignidad de hermanas nuestras están en juego ni cuando la sobreexplotación de los seres y de los recursos del Planeta camina a sus anchas. Empápanos entonces de Tu Buena Noticia para luchar por unas estructuras justas y para vivir, en lo cotidiano, desde esa alma planetaria, desde ese amor sin fronteras y sin reservas, que has imprimido en nuestro corazón. Concédenos que seamos memoria viva de Ti y de Tu preferencia por las pequeñas y, reverenciemos cada vida como sagrada.

Enero de 2023
Equipo del Eje JPIC PVE

[1] Cf.  de varios escritos de la poetisa Mary Oliver.

[2] P. John Dear, activista por la noviolencia, en el encuentro sobre la Paz en Roma-2016.

 

Descargar el artículo
Pinceladas JPIC 2022